Películas ⇁ Reparto

Ian McKellen es Gandalf

Nació el 25 de mayo de 1939 en Burnley, Lancashire, Inglaterra. Además de trabajar en decenas de películas para la gran pantalla, McKellen es un habitual de los escenarios teatrales. En su carrera ha recibido grandes reconocimientos, entre los que destacan dos nominaciones a los oscars, un Tony y un Globo de Oro. En 1990 fue nombrado caballero. En el aspecto personal, Sir Ian McKellen, gay reconocido, ha luchado durante años por los derechos de los homosexuales prestando su voz a la causa.

Los primeros años de la infancia del joven Ian no fueron especialmente agradables. Según ha reconocido, el miedo a un bombardeo nazi durante la II Guerra Mundial marcó su infancia. Desde siempre, McKellen tuvo claro que quería dedicarse a los escenarios. Graduado en interpretación por la Universidad de Cambridge, en 1963 consigue hacerse un hueco en la escena londinense del West End.

El primer papel con el que consigue llamar la atención de público y crítica es con el de Eduardo II. Su talento le lleva a incorporarse a la Royal Shakespeare Company, protagonizando obras como Romeo y Julieta o Macbeth.

A finales de los 70, llega a Broadway con Bent, una obra de teatro sobre la persecución de los homosexuales en la Alemania nazi. Pero será Amadeus la que termine de encumbrarle como uno de los grandes actores teatrales del panorama anglosajón. Este papel le valdrá un premio Tony.

McKellen ha dedicado muchos años de su vida al teatro, pero desde 1966 también ha participado en películas. Bien es cierto que de una manera esporádica y casi testimonial hasta los años 80. Pero el éxito de crítica en la gran pantalla le llega en la década de los 90. Su papel de Ricardo III, que ya había interpretado en el teatro, le valió sendas nominaciones a los Globos de Oro y los BAFTA en 1995.

Tres años después volvería a sorprender con su papel en Dioses y Monstruos, un personaje abiertamente homosexual que intenta seducir a su joven jardinero con sus perversas confidencias. Con este papel le llega su primera nominación al Oscar y se hace con la Concha de Plata de San Sebastián al mejor actor. En el mismo año protagoniza la perturbadora Verano de Corrupción, donde da vida a un antiguo nazi que revive aquella época gracias a la pasión de un joven vecino que descubre su pasado.

En los 2000 su fama vuelve a multiplicarse hasta hacerse un rostro conocido gracias a su papel de Magneto en las películas de los X-Men, y por supuesto, gracias a su entrañable interpretación del mago gris Gandalf en la trilogía de El Señor de los Anillos.

En estos últimos años ha alternado su faceta más comercial en el cine con su pasión por los escenarios.

Ver personaje original de los libros.

Apariciones

El Hobbit El Señor de los Anillos
Un Viaje Inesperado La Desolación de Smaug La Batalla de los Cinco Ejércitos La Comunidad del Anillo Las Dos Torres El Retorno del Rey

Galería

Filmografía Destacada