Obra ⇁ Razas

Teleri

Q. «Llegados Últimos» o «Rezagados», así los llamaron los Vanyar y los Noldor que iban más avanzados. Eran el tercero y el mayor de los grupos de los Elfos que marcharon de Cuiviénen a Aman. Ellos mismos se denominaron Lindar, los Cantores. No tenían prisa en ir a Valinor con Oromë y, cuando llegaron a las Montañas Nubladas, una parte de ellos se desvió hacia el Sur, guiada por Lenwë, y descendió por el valle del Anduin. Más tarde, también éstos marcharon al oeste y se establecieron en los bosques de Ossiriand. Los Elfos Silvanos de la Tercera Edad descendían de ellos.

Los otros dos grupos conducidos por Elwë y su hermano Olwë se detuvieron un tiempo en Beleriand junto al Gelion. Cuando Ulmo transportó a los Noldor y Vanyar al otro lado del mar sobre una isla arrancada de en medio del mar, los Teleri todavía no habían llegado a la costa.

Al cabo de muchos años, cuando Ulmo regresó una segunda vez para recogerlos, los Teleri se habían encariñado tanto de las tierras de Beleriand iluminadas por las estrellas, y sobre todo de sus costas, que dudaron en abandonarlas. Finalmente la gente de Olwë se decidió por la travesía. Sin embargo, en Aman también se establecieron junto al mar; primero, en Tol Eressëa; después, en la Bahía de Eldamar donde construyeron el puerto de Alqualondë. Ossë y Uinen convencieron a otro grupo, seguramente con el consentimiento de Ulmo, de permanecer en las costas occidentales de la Tierra Media. Éstos fueron los Elfos del Mar o Falathrim, que se reunieron alrededor de los puertos de Brithombar y Eglarest; al mando estaba Círdan.

Los amigos y seguidores de Elwë quedaron rezagados porque su Señor había desaparecido en los bosques desde hacía bastante tiempo y todavía lo seguían buscando. Cuando apareció al cabo de muchos años, les presentó a Melian como su esposa. Fundó el Reino de Doriath en los bosques de Region y Neldoreth. Bajo el nombre de Rey Thingol se convirtió en el más alto Señor de todos los Teleri de la Tierra Media.

Mientras tanto los Teleri de Aman vivían al margen del paraíso desde donde podían contemplar al mismo tiempo la Luz de los Dos Árboles y las estrellas. Ossë les había enseñado cómo se construían los barcos. Primero tuvieron que dejarse arrastrar por cisnes, pero con el tiempo también aprendieron a navegar. Llegaron hasta la Bahía de Eldamar, sacaron grandes cantidades de perlas del mar y pavimentaron con ellas las calles de Alqualondë. Este pacífico pueblo fue atacado por los Noldor: les robaron los barcos para emprender con ellos la travesía desde un Valinor oscurecido hasta la Tierra Media. Muchos Teleri resultaron muertos y Mandos castigó a los Noldor con una profética maldición. La noticia llegó hasta la Tierra Media y fue la causa de que Thingol se mantuviera siempre a distancia de los Noldor.

Los Noldor llamaron Sindar o Elfos Grises a los Teleri de Beleriand, porque se encontraron con ellos por primera vez en las nieblas de Hithlum.