Obra ⇁ Personajes

Varda

Varda es la compañera de Manwë y la más grande entre las Valier (las mujeres Valar). Compasiva y sabia, es brillante como la Luz que personifica. Sus obras son muchas y grandes, ya que creó las estrellas, encendió las Dos Lámparas, iluminó los Dos Árboles, bendijo los Silmarils y llenó los recipientes que se convertirían en el Sol y 1a Luna. Ciertamente es la Reina de los Cielos (Q. "Menel") el compendio de la verdadera fuerza y belleza.

La posición de Varda en la saga de los Ainur y su tutela de E fue crucial. Una firme oponente de Morgoth (que la deseaba), ayudó a Manwë a reconocer los peligros fomentados por el Mal del Enemigo Oscuro en una época en que este parecía incapaz de reconocer la naturaleza de su enemigo. Su fuerte apoyo, a veces activo, a la lucha de los Pueblos Libres contrastaba con la reticencia de la mayoría de sus hermanos a intervenir en los asuntos de los Hijos de Eru.

El apoyo constante de Varda hacia los Eldar, junto con su reinado sobre las estrellas que tanto aman los Elfos, convierten a la Reina Vala en la patrona natura de los Quendi. Los Elfos suelen rezarla por amor, respeto o necesidad, y ella suele responder a sus súplicas. El grito élfico "Elbereth Gilthoniel" ha salvado a más de uno de los Primeros Nacidos. Lógicamente, Varda ayuda a todos los Pueblos Libres. Sus lámparas guían a marineros y viajeros de todas las razas. Fue la luz encantada de Elbereth la que salvó al hobbit Sam durante su lucha contra la Ella-Laraña.

Varda reside en los Palacios de Ilmarin junto a Manwë. Sentada junto a su esposo en su residencia palaciega situada en la cumbre del monte más alto de Arda, más allá de las nubes, puede escuchar cualquier sonido pronunciado sobre la superficie de la tierra o las aguas. La unión entre el Rey y la Reina es más fuerte que la combinación de sus espíritus por separado y, al igual que Manwë, Varda obtiene un gran poder de su amor.

La apariencia preferida por Varda es de un blanco resplandeciente, como la brillante nieve de las montañas que tocan las estrellas. Increíblemente bella, está fuera de toda comparación.

Apariciones

El Silmarillion El Hobbit El señor de los Anillos
La Comunidad del Anillo Las Dos Torres El Retorno del Rey