Obra ⇁ Personajes

Elrond

Sindarin «Bóveda de las Estrellas». Señor de Imladris, en cuya casa entraban los caminantes para recobrar el aliento, curar sus heridas o recibir consejo antes de continuar su camino. En las historias de la Tierra Media representa una figura de fondo en la que convergen muchos hilos; es extremamente bondadoso, sabio y pálido.

Sus recuerdos se remontan hasta los más Antiguos Días y estaba emparentado con las familias más nobles: con las tres Casas de los Edain, con los Noldor y los Sindar, y con los divinos Maiar. Su padre fue Eärendil y su madre, Elwing, nieta de Beren y Lúthien.

En la carnicería junto a la desembocadura del Sirion, Elrond y su hermano Elros, ambos de corta edad, sobrevivieron gracias a la protección de Maglor. Durante la Segunda Edad, Elrond se sintió muy unido al Rey Noldo Gil-galad.

Como Semielfo, cuando tuvo que elegir entre llevar una vida de Hombre o de Elfo, se decidió por la segunda. Fue un gran sabio, profeta y experto curador. Aunque la guerra no lo atraía mucho, Gil-galad le dio el alto mando sobre el ejército de Lindon que marchó en apoyo de los Noldor de Eregion contra Sauron. Fundó Imladris (Rivendel) como fortaleza y refugio en la Guerra de la Resistencia, cuando las huestes de Sauron lo empujaban hacia el norte. Después de la guerra permaneció allí y Gil-galad lo designó como viceregente de Eriador, al mismo tiempo que lo hacía custodio del Anillo Azul Vilya.

En la Guerra de la Útima Alianza (3430-3441 S.E.), Elrond fue el heraldo de Gil-galad y lo asistió en su último combate. Él y Círdan aconsejaron a Isildur a que tirara enseguida el Anillo del Poder al fuego del Orodruin, pero éste no los escuchó. Durante la Tercera Edad ayudó a los Herederos de Elendil, sobre todo a los Reyes de Arnor y Arthedain. Tras la destrucción de sus Reinos les ofreció asilo en Imdadris.Ya sabía que algún día los herederos de Isildur tendrían todavía un papel importante que realizar, porque él mismo lo había profetizado.

Mantenía una estrecha relación con Galadriel y con Círdan, no tanto con Thandruil. En el año 109 T.E. se casó con Celebrían, la hija de Galadriel. Tuvieron una hija, Arwen, y dos hijos, los gemelos Elladan y Elrohir. Celebrían fue gravemente herida y maltratada por los Orcos en 2509 T.E.; al año siguiente cruzó el Mar hacia el Oeste.

A pesar de que él mismo llevara mezcla en la sangre, no podía dejar de sentir el viejo desdén Élfico por la corta vida de los Hombres. Muy a disgusto admitió que su hija Arwen deseara unirse a un Hombre mortal. Aunque no habría aceptado a un pequeño rey cualquiera como yerno. Aragorn tenía, como mínimo, que restablecer el Reino de Elendil para conseguir el consentimiento de Elrond. Se daba por supuesto que Arwen no podía casarse sin el permiso de su padre, a pesar de haber cumplido unos tres mil años.

Gracias a sus numerosas relaciones, Elrond se convirtió en el más influyente de entre los Señores Elfos que formaban el Concilio Blanco. Mientras Frodo se preparaba en Rivendel para seguir su marcha con el Anillo, Elrond escogió sus compañeros de viaje: todas las razas libres, Elfos, Enanos, Hombres y Hobbits, tenían que estar representadas en la Compañía. Asumió el fin de la Guerra con sentimientos varios. Con la destrucción del Anillo Regente también se extinguía el poder de los Anillos Élficos y, pronto, la Tierra Media sería un mundo de Hombres y máquinas. Cuando partió al Oeste Lejano después de la Guerra del Anillo, sus hijos Elladan y Elrohir permanecieron en Imladris.

Apariciones

El Silmarillion El Hobbit El señor de los Anillos
La Comunidad del Anillo Las Dos Torres El Retorno del Rey

Ver actor de las adaptaciones cinematográficas.