Obra ⇁ Lugares

Gondor

Reino | s. Tierra de Piedra

S. «Tierra de Piedra». El Reino Meridional de los Dúnedain fue fundado a finales de la Segunda Edad por Isildur y Anárion, y gobernado, luego, por los herederos de Anárion.

Situación geográfica

El núcleo central del reino lo formaban Ithilien, Anórien y las tierras al sur de las Montañas Blancas. Sus ciudades más importantes eran Osgiliath, Minas Ithil y Minas Anor, también el viejo puerto de Pelargir. Minas Tirith, la antigua Minas Anor, era la capital en los tiempos de la Guerra del Anillo. Por aquellos parajes había un clima mucho más suave que en Eriador o Rhovanion. Durante la época de esplendor del Reino, su poder se extendía hasta Harad por el sur, el río Agua Gris por el noroeste y, al nordeste, entraba en las grandes extensiones de Rhovanion.

En Gondor, como en Arnor, los Dúnedain eran también un pueblo que desaparecía. Tenían poca descendencia y estaban orgullosos de la pureza de su sangre, aunque, al mismo tiempo, no podían evitar la mezcla con otras razas menores de los Hombres que abundaban en el sur. El primer declive llegó en el siglo 15 de la Tercera Edad, cuando se produjo la Lucha de Parientes entre Eldacar, cuya estirpe ya no era pura, y Castamir. Después, la Gran Peste de 1636 T.E. diezmó toda la población de Gondor. En el siglo 19 bajo los reinados de Narmacil II y Calimethar, el Reino del Sur tuvo que aliarse con los Hombres del Norte de Rhovanion para defenderse del avance de los Aurigas procedentes del este, mientras que, al norte, Arthedain era destruido por Angmar. El Rey Arvedui, que se había casado con una hija del Rey de Gondor, reclamó la Corona de ambos Reinos, pero fue rechazado. Al cabo de poco tiempo se extinguió en Gondor la Línea Real de los Herederos de Anárion. Ernur, el último de ellos, consintió que el Señor de los Nazgl lo provocara a un combate singular (2050 T.E.). Cabalgó con su pequeño séquito hasta las puertas de Minas Morgul y nunca más se supo de él.

A partir de entonces gobernaron en Gondor los Senescales, cuyo cargo ya había sido hereditario en una noble familia Dúnedain bajo los últimos Reyes. En los siguientes siglos, el Reino perdió todos sus territorios en Rhovanion y, sólo con gran esfuerzo, pudo mantener el Anduin como frontera contra los Orientales. Con la ayuda de los Rohirrim, el duodécimo Senescal Cirion expulsó a una gran hueste de Balchoth de las tierras al oeste del Anduin (2510 T.E.); a cambio les entregó a los Rohirrim la llanura de Calenardhon. No obstante, la fortaleza de Angrenost permaneció bajo la soberanía de Gondor, aunque en el año 2759 se diera en feudo a Saruman.

Bajo Denethor II, el último Senescal Regente, Gondor tuvo que sacar todas sus fuerzas para defender Minas Tirith de los ejércitos de Sauron. Cuán débil se había vuelto este Reino se demostró cuando llegaron las tropas de apoyo enviadas por los feudos de Morthond, de Lamedon, Pinnath Gelin, las Bocas del Anduin y Dol Amroth: en conjunto menos de tres mil hombres. Sin la ayuda de Gandalf, Aragorn y los Rohirrim, la ciudad no habría podido resistir.

Tras la Guerra del Anillo, el Rey Elessar volvió a unir Gondor con Arnor. El Reino renovó su soberanía al sur y al este con tratados de alianza y apoyo, aunque también a través de alguna que otra guerra.