Obra ⇁ Lugares

Montañas Blancas

Cordillera

Sindarin «Ered Nimrais». La gran cadena montañosa que se extendía de este a oeste entre Gondor y Rohan, y se convertía al sudoeste de Edoras en un enorme macizo con sus tres cumbres nevadas: Pico Alto, Iresaga y Dwimorberg. Una estribación que se extendía por el norte y sólo estaba separada de las Montañas Nubladas por el estrecho Paso de Rohan; sobre el mapa, las dos largas cadenas montañosas parecían el esqueleto de un solo dragón desnucado. La mañana del 27 de febrero de 3019 T.E., Aragorn, Gimli y Legolas contemplaron las montañas a una distancia de treinta horas de camino: «subieron por unas largas pendientes oscuras, que se recortaban contra el cielo enrojecido del crepúsculo».

Por la vertiente norte de las montañas nacían los ríos Adorn, Nevado y Meiring; el sur, rico en lluvias, daba vida a los ríos Lefnui, Morthond, Ciril, Ringló, Gilrain, Serni, Celos, Sirith y Erui. Aquí se hallaban también los feudos de Gondor. La capital, Minas Tirith, estaba situada sobre un saliente del Monte Mindolluin en el extremo oriental de la cadena montañosa.

Los Drúedain, que desde la Primera Edad habían vivido a ambos lados de las montañas, fueron expulsados por otras razas de hombres cuando se creó el Reino de los Dúnedain. En la época de la Guerra del Anillo algunos hombres de este pueblo habían sobrevivido en el Bosque Drúadan, en la selva de Drúwaith Iaur y alrededor de los ramales al sudoeste del macizo, en Andrast.

Situación geográfica