El Retorno del Rey ⇁ Momentos

El Sendero de los Muertos

El Retorno del Rey, capítulo 35. Basado en: El Retorno del Rey, Libro Quinto, Capítulo 2 - El Paso de la Compañía Gris.

Fotograma del momento

REY DE LOS MUERTOS
Los Muertos no permiten el paso a los vivos.
ARAGORN
Permitiréis el mío.

Peter JacksonNos pasamos siglos diseñando fantasmas, nunca supimos qué hacer con ellos. Nos vino la idea de un cráneo bajo un zombi pellejudo, una transformación intermedia. A punto de hacerlo se estrenó Piratas del Caribe. Fuimos a verla y ellos habían hecho algo similar, no exactamente lo mismo. ¡Dios mío, un año haciendo los fantasmas, buscando algo diferente y ellos sacan eso tan bueno! Los fantasmas han sido la maldición de mi vida.
Son muy útiles para la historia, un ejército de fantasmas es una tropa imparable, una tropa inmortal a la que no se puede matar. Y piensas, «esto no tiene tensión dramática, sentido real», un «¿ganará Aragorn o no?». Por eso intentamos aquí en la escena original sacar los fantasmas pero no dar la clave de si Aragorn podrá alistarlos o no.
Me gusta la idea de la ciudad fantasma. Me resulta fascinante una caverna en la roca donde no sólo se ven fantasmas sino también la ciudad donde viven como tales.


Philippa BoyensLa tensión de esta escena gira alrededor de si Aragorn fracasa o no, hasta revelar al final que no. En la versión cine se trataba de salir cuanto antes porque no aportaba mucho a la historia.


John Rhys-DaviesHabía partes grabadas con pantalla azul, sobre todo si querías conseguir un efecto espectral. Con todo, hace falta utilizar la imaginación. A los actores no nos resulta difícil, no es problema, tenemos mucha imaginación. Si nos plantas en la habitación azul y nos dices «estáis en una caverna gigante de donde salen fantasmas y tienes uno detrás», lo vemos. No es una habilidad especial, es que vivimos en un mundo imaginario.


Orlando BloomViggo estuvo increíble porque nunca se agotaba. A ver, a Legolas le tenemos ahí, muy mono con su arco, pero Viggo aporta el diálogo y todo el peso, lleva el peso de muchos momentos. Yo estaba siempre con él, igual que John, pero fue mucho esfuerzo. Le daban diálogos por la mañana y le decían «esto es para esta tarde». La verdad es que es mucho para un actor todo lo que hace ahí. Intimida mucho tener que actuar con tal determinación y si recibes el diálogo ese mismo día, sí que asusta, pero te dices «muy bien, adelante, si no lo haces, no sale». Todo ello fueron momentos increíbles de la película. Todos queríamos lograrlo y hacerlo realidad.